Google

El origen del maquillaje

Las personas han usado maquillaje a través de la historia para mostrar el momento que viven, para identificar su posición social y su filosofía de vida. Es así que podemos ligar al maquillaje de cada etapa histórica con el desarrollo de la civilización.

El maquillaje nace con el hombre prehistórico que pintaba su rostro con arcilla y pinturas obtenidas de la naturaleza, simulando colores de la flora y fauna, utilizándolo en rituales de iniciación y celebración, siendo este una forma de transmitir su estado anímico, papel social, y en la guerra para intimidar al enemigo. En esta etapa el maquillaje es usado por hombres y mujeres para aumentar la expresión del lenguaje corporal, pero no en todas las razas y culturas se emplea de la misma forma, ni tiene el mismo significado.

Los Egipcios del Siglo I fueron los primeros en documentar la importancia del maquillaje, a través de pinturas y tumbas que contenían productos cosméticos.

maquillaje6Para los egipcios de clase alta el maquillaje era trascendental admiraban la belleza de una piel suave y unos ojos seductores, utilizaban ingredientes naturales en forma de ungüento, delineaban sus ojos con khol, una mezcla de metales, como el plomo, cobre, cenizas y almendras quemadas, este delineado era visto como una forma de curar el mal de ojo y ahuyentar los espíritus malignos, así como proteger la vista del sol y arena del desierto. Realzaban la belleza de sus ojos con colores fuertes y vivos, utilizaban pinzas de depilar para dar forma a las cejas y el aseo corporal era tan importante que dedicaban varias horas a baños, masajes, depilado del vello superfluo y rasurado de cabeza por motivos de higiene, religiosos y climáticos.

Fueron los primeros en pintar sus labios, con ocre rojo y óxido de hierro natural, extendiendo el colorante con un cepillo o palito por sus labios. Cleopatra utilizaba un lápiz labial rojo que se hacía con el carmín de los escarabajos, en esta etapa encontramos también la creación del rímel.

En la edad Antigua, griegos y romanos perfeccionaron las técnicas del maquillaje. La tendencia era tener la piel muy blanca como signo de apasionamiento, por lo que ingerían grandes cantidad de cominos y utilizaban una mezcla de yeso, harina de habas, tiza y albayalde (carbonato clásico de plomo), para blanquear la piel, pero el resultado de esta mezcla era contrario pues al contacto con el sol se oscurecía el rostro. Las cejas se perfilaban sin alargarlas y se depilaban con pinzas, los labios y pómulos se coloreaban en tonos rojos vivos, conseguían ennegrecer sus pestañas utilizando una mezcla de huevos de hormigas y moscas machacadas, heredan de los egipcios el khol y cuidados como los baños y masajes, los hombres se rizan el cabello y la barba, además de depilarse las piernas.

maquillajeromanosLos romanos también utilizaron khol, y los párpados iban muy marcados con antimonio y turquesa, usaban tiza como blanqueador de la piel y colorete, los labios y mejillas se pintaban de rojo vivo, además elaboraban pestañas tejidas con seda o pelo natural.  Influidos por Egipto y Grecia utilizaban baños públicos y masajes, las mujeres de la época (llamadas patricias) disponían de criadas quienes se dedicaban a realizar estas labores estéticas. Los peinados, eran muy laboriosos y teñían su cabello con preparados de color rubio que exponían al sol para transformar el color, la influencia grecorromana y persa agregó el uso de pinturas de henna para el rostro y el cabello.

En Mesopotamia llevaban la piel blanqueada y pómulos enrojecidos, ojos con lapislázuli y  cejas teñidas en negro. Las mujeres usaban pelo suelto, rizado sobre los hombros, los hombres rizaban la barba y cabello dejando al final geométricos tirabuzones. La abundancia de pelo significaba fuerza y valor, y espolvoreaban polvo de oro en barba y cabello.

En Arabia las mujeres dedicaban largas horas al embellecimiento, vivían recluidas en harenes donde se cuidaban con baños perfumados, aceites y masajes. Aplicaban Khol en los ojos para agrandarlos, usaban colorete y perfumes. Llevaban la cara tapada con velo y el cabello cubierto con sedas.

En la Edad Media  la piel pálida se convirtió en signo de bienestar económico. Las mujeres tomaban medidas extremas para lograr tener una piel blanca llegando a provocarse hemorragias. En pómulos agregaban color rosa sutil como en el Siglo XIII esto como símbolo de bienestar económico e importancia social ya que solamente los ricos podían pagar un maquillaje facial color rosa.

La importancia de la piel blanca como signo de riqueza continuó hasta el Renacimiento, las mujeres nuevamente recurrieron a medidas extremas utilizando ingredientes mortales como el plomo y el arsénico para blanquear la piel.

La moda del renacimiento trajo cejas muy finas que en algunos casos desaparecen y para dar más dimensión al rostro, los tocados son excesivamente adornados y se dejan de usar cremas de belleza. La higiene corporal está en olvido y los perfumes son usados para tapar el mal olor, los hombres se maquillan dando un aspecto afeminado. Los lunares son considerados estéticos por lo que se pintan o fabrican de terciopelo. A finales del siglo XVII la corte pone de moda las pelucas para hombres y los postizos con tocados grandes para mujeres.

En el siglo XVII-XVIII los hombres de clase alta se depilaban, usaban pelucas y maquillaban su cara de blanco para diferenciar la jerarquía social. Francia es el centro de la cultura, creando la moda de la ropa, peinado y cosmética.
En la era isabelina, el maquillaje facial comenzó a asociarse con una mala salud pues era utilizado para esconder las enfermedades, así que las mujeres usaban clara de huevo para dar un poco de brillo saludable al rostro.

En la Era Victoriana, el maquillaje se asoció con prostitutas y actrices. Las mujeres decentes  no tenían permitido tomar el sol ni cambiar el tono natural de su piel, por lo que utilizaban sombrillas y cubrían su piel para protegerla del sol. Los ingredientes naturales como avena, miel, yema de huevo y agua de rosas reemplazaron a los cosméticos. Las cejas eran depiladas y se utilizaba polvo de arroz y jugo de limón para blanquear la piel. Las mujeres agregaban un poco de color en secreto, pellizcando las mejillas o utilizando jugo de remolacha.

Gracias a los franceses en el Siglo XVIII se agregó un poco de vitalidad al rostro ya que labios y las mejillas rojas se convirtieron en un símbolo de salud y diversión.

maquillajeXVIIIA finales de 1800 se hizo común la fotografía tipo retrato, y el maquillaje se convirtió en algo habitual para esta época, los espejos se volvieron más accesibles, y cada vez más personas compraban uno para sus casas. Se pone de moda la piel pálida exagerada y translúcida, el ideal es parecer enfermo y mostrar sensibilidad cutánea, por lo que para aclarar la piel se ingiere vinagre, limón y en algunos casos sustancias que podían provocar la muerte como el plomo y arsénico.

Las ojeras se marcan de azul al igual que las venas, los pómulos se sonrosan levemente y los labios se maquillan en color carmesí en forma de corazón, las uñas se abrillantan con crema dando un aspecto natural y los perfumes más usados son de lavanda por dar sensación de frescura y limpieza. El canon de belleza exige una cintura muy estrecha por lo que se utilizan corsés muy ajustados corriendo el riesgo de deformación de órganos internos, enfermedades y problemas intestinales. La moda de belleza la sigue marcando Francia, aunque las tendencias ya no la impone la corte sino la burguesía.

Aun después del año  l900 se asociaba  la piel pálida con una vida de riqueza y placer, relacionando la piel bronceada con la clase trabajadora

 

Maquillaje en la actualidad

maquillaje2En los primeros años del siglo XX las costumbres del pasado siguen vigentes, el tono de piel sigue siendo distintivo social, la piel blanca denota no estar expuesta al sol ni a la intemperie a que están sometidas las clases menos favorecidas.

Las décadas de este siglo marcaron la moda de nuestra época, a través del cine, la televisión,  fenómenos sociales, y la publicidad que idealiza un prototipo de mujer. La industria cosmética sufre un boom, ofreciendo una gran cantidad  de productos para peluquería y cosmética.

En 1904 surgen los primeros polvos perfumados elaborados por el perfumista Caron, cuya fragancia era llamada “Tabac Blonde”.

Los actores de teatro utilizan maquillaje muy cargado para poder ser visibles a largas distancias, pero en el cine esto no es conveniente, por lo que en 1914 Max Factor, antiguo maquillador del Ballet Imperial Ruso, desarrolla la primera base que no se agrieta y años más tarde abre una tienda en Los Ángeles donde vende perfumes, cosméticos y maquillajes que él mismo fabrica, empieza a maquillar actores y fabrica opciones adecuadas a las necesidades de las películas. En 1920 lanza sus productos al mercado debido a la gran demanda de las mujeres que buscaban parecerse a sus actrices favoritas, convirtiendo el maquillaje facial en algo accesible y de uso habitual.

Max Factor es el creador del primer polvo facial perfumado de venta al público, creó los lápices de labios, los perfiladores de cejas, y popularizó el término “maquillaje”.

Durante la guerra el maquillaje estuvo fuera de lugar y lo único que se utilizaba era un poco de rojo en los labios y un toque de vaselina brillante en los párpados.

maquillaje4Entre 1914 y 1918 las damas de la alta sociedad se vestían de monjas o enfermeras y enviaban los retratos a sus esposos que estaban en el frente. Al final de la guerra el prototipo de mujer cambió y todas querían parecer peligrosas y enigmáticas. El cabello se llevaba corto como los hombres, los ojos se destacaban con khol, parpados con sombra negra dando un acabado en forma redondeada, máscara de pestañas abundante arriba y abajo, ceja redonda, caída y estrecha, colorete en círculo tipo rubor, muy próximo a los ojos y en tonos rosas, los labios en rojo intenso, los polvos se aplicaban uno o dos tonos más claros del color de la piel para obtener un aspecto de porcelana. Este tipo de mujer se mostraba enfundada en fetiches eróticos como ropa interior de satén, pieles lujosas, kimonos de seda, etc.

En 1915 nace Maybelline creado por el  químico  T.J. Williams quien al observar a su hermana aplicarse una mezcla de vaselina y polvo de carbón en las pestañas para darles un aspecto de abundancia y tono más obscuro, decide crear en su pequeño laboratorio un producto similar que comercializa de manera local con el nombre de lash-in-brow-line, el nombre no resultó atractivo y fue cambiado por una combinación del  nombre de su hermana  Maybel y vaseline (vaselina).

Gracias a la pintura de secado rápido de Ford, se logró en 1917 una mejora en los esmaltes de uñas siendo la empresa Cutex la primera en fabricar esmaltes con colores brillantes, este esmalte fue introducido alrededor del año 1920 en París y la primera Dama Eleanor Roosevelt lo pone de moda, para 1924  se termina con la moda de llevar las uñas naturales y años después  en 1932 Charles Revson, co fundador de Revlon, lo popularizó en los Estados Unidos y en la década de los 50, empezaron a combinar el esmalte de uñas con el lápiz labial.

En la década de los 20 el descubrimiento de los estearatos colorantes, revoluciona la fabricación de barras de labios logrando con ellos nuevas tonalidades. Los ojos se llevaban con raya negra difuminada, en la cuenca del ojo sombra roja o morada, labios en rojo oscuro y cejas cuidadosamente depiladas y maquilladas de forma circular. El objetivo principal es la provocación, no importa que fuese muy recargada. Las rubias se maquillaban con tonos verdes y azules muy intensos mientras que las morenas optaban por negros y marrones.

En 1927 surge una barra de labios que se mezcla y expande al entrar en contacto con la saliva, llamada Rouge Baiser, creada por el químico francés Paul Baudecroux. Era un tanto seca y opaca pero fue la barra líder del mercado hasta la época de los sesenta.

En 1928 el proceso de elaboración de polvos evoluciona con la “micronización”, que permite que la textura del polvo tenga un acabado muy fino y ligero.

En la década de los 30 el maquillaje ya es accesible y la tendencia artificial de los años veinte se consideraba vulgar, por lo que él maquillaje natural vuelve a estar de moda. Se usa lápiz para perfilar las cejas cuidadosamente depiladas en semicírculo, sombras de ojos dorada, plateada, y en ocasiones combinada con marrón, azul o violeta, rímel o pestañas postizas, el colorete ya no es redondeado sino que se difumina y la boca va perfilada dando forma de arco con carmín marrón o granate. El cabello se deja más largo con ondas que parten desde la raíz y teñido de rubio, color que estaba de moda y combinaba con los brillantes trajes de noche color perla y champán.

En 1932 los hermanos Charles y Joseph Revson se asocian con el químico Charles Lachman y crean la marca Revlon.

En 1937 Max Factor lanza “Pan-cake Make-up”, un fondo de maquillaje que revolucionó la técnica del maquillaje cinematográfico, era resistente al agua, e inalterable bajo los focos, tenía una cobertura total y un acabado mate. Este producto todavía se comercializa manteniendo su fórmula original.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939 a 1945) y años de la posguerra los avances en maquillaje se estancaron, pero las mujeres francesas mantuvieron su reputación de ser las mejores vestidas del mundo llevando un estilo extravagante con labios color rojo oscuro, vestidos en colores vivos (azul, blanco, rojo), sombreros, zapatos altos y tocados en la cabeza realizados con (velo, flores, terciopelo, plumas).

El maquillaje bajo mucho de calidad por la falta de recursos y algunas mujeres maquillaban sus pestañas y cejas con betún de zapatos, las mujeres inglesas sustituyeron el colorete, por pétalos de rosa bañados en vino tinto, el cabello se llevaba recogido con moños altos lo cual alarga y estiliza más la cabeza. El estereotipo a seguir era Verónica Lake una actriz de cine estadounidense que lucía una melena larga y rubia ligeramente ondulada, la cual tuvo que cortar  obligada por el gobierno debido a que mujeres de la época sufrían accidentes en fábricas por imitar su larga cabellera.

Al finalizar la guerra dejó de acentuarse la boca con tonos oscuros y los ojos tomaron más importancia. El ideal era Brigitte Bardot, actriz con rostro infantil.

maquillaje5En la década de los 50 el look es más dulce y suavizado. En 1953 aparece el primer fondo de maquillaje en emulsión fluida llamado “Fluid Make-up”, haciendo que los fondos de maquillaje espesos tipo pan-cake empezaran a decaer. El diseñador Christian Dior impone el “Total Look” con faldas anchas y cinturas muy estrechas, consistía en llevar acorde el maquillaje, ropa y complementos en un mismo estilo. Otras marcas de costura como Chanel y más tarde Rochas entran al mundo del maquillaje lanzando dos coloridos de temporada acordes con sus colecciones de moda, la combinación párpados turquesa y labios naranja tuvo mucho éxito. Las cejas se llevaban más claras y anchas como Audrey Hepburn dando un toque elegante y dramático o bien podían ir un poco más curvadas al estilo Marilyn Monroe o Elizabeth Taylor que daban un aire más sensual.

Los pañuelos en la cabeza que usaban mujeres que conducían descapotables, zapatos tipo bailarinas perfectos para bailar rock and roll y cinturones anchos tuvieron mucho éxito en esta época.

Se inventó el tacón de aguja que popularizaron ídolos de esta época como Anita Eckberg, Sofía Loren, Evita Perón, Marilyn Monroe, Liz Taylor y Grace Kelly.

La década de los 60 es considerada por algunos como la más importante del siglo XX, fue una época de nuevas libertades, por lo que para otros está relacionada con decadencia moral, la realidad es que mucha de la moda, música y filosofía de vida siguen vigentes en nuestra época.

Las corrientes feministas de los años 60 generan un cambio en la actitud de las mujeres y en su idea de belleza, surgiendo dos tendencias: la de sofisticación y las que defienden la naturalidad. El maquillaje se convierte en un distintivo de identidad se usan sombras de ojos de distintos colores, línea oscura en los párpados superior e inferior, varias capas de máscara, bocas grandes en color rosa, colorete rosa en pómulos, cejas extremadamente finas, o incluso total obligando a dibujarlas con un lápiz, pestañas postizas y pétalos de flores pegados o pintados, un ejemplo de este tipo de maquillaje psicodélicos lo llevan las mujeres hippies. Por el contrario el prototipo de mujer tierna se basa en grandes ojos y polvos translúcidos. La minifalda es el gran invento en vestuario y en 1968 comienzan a estar de moda la piel con más color, ligeramente bronceada.

maquillaje7La década de los 70 trae como adelanto los micatitanios, unas minúsculas pepitas de mica recubiertas de una fina capa de dióxido de titanio totalmente inofensivas esto permitió multiplicar los colores y desaparecen las eosinas (colorante utilizado hasta entonces que producía problemas de tolerancia).

Alrededor de 1968 y 1970 nace una nueva marca americana creada por dermatólogos llamada Clinique que ofrece por primera vez una línea sobria en la que el envase pasa a segundo plano y el contenido es lo más importante, la idea es tratar problemas específicos de la piel y al mismo tiempo embellecerla,  se comprometen a someter sus productos a pruebas de alergia y a no añadirles fragancia. Su filosofía: Una buena piel puede ser creada.

En esta década surge la idea de tratamientos en productos de maquillaje. Aparece la primera crema hidratante y protectora con color llamada “Bienfait du Matin” de Lancôme. Regresa el glamur de los años veinte y treinta pero con un toque de disco y lentejuelas, en los labios se usan brillos transparentes, diamantina fina, texturas extra grasas y colores tropicales, las pestañas postizas están de moda y surge una obsesión por el cutis moreno usándolo en verano como en invierno. Las cremas autobronceadoras y los polvos se convierten en un éxito de ventas.

En 1973 regresa la estética de la naturaleza con colores neutros: caqui, arena, azul grisáceo, oliva, beige…tonos que combinaban a la perfección entre ellos y facilitaba la forma de vestir.

En 1976 la estética “punk”, aunque no es de grandes masas, implanta el uso de colores sin rigidez, este uso de colores trasciende hasta nuestros tiempos. Años más

maquillaje8tarde  la moda son  ojos muy oscurecidos, labios rojo sangre y cara pálida como en los años veinte.

De 1980-1989 las mujeres de estilo yuppi se encargan de todos sus gastos y se ven como personas independientes en busca de su desarrollo laboral. El maquillaje es considerado como un elemento indispensable en sus vidas.

El maquillaje permanente ofrece una solución definitiva para maquillar cejas, líneas de ojos, labios y pestañas. Durante el día la mujer trabajadora usa tonos naturales y mate mostrando la belleza de un cutis cuidado,  la piel bronceada sigue de moda  (adecuado al color de la persona), se toma conciencia de que el sol envejece. La fusión entre el maquillaje, sombra y coloretes, debe ir bien difuminado sin marcar trazos entre unos y otros. Los cortes entre la cara y el cuello deben ser imperceptibles.

En los últimos años de la década se destierran los brillos, las cejas se llevan anchas y oscurecidas, se marca la cuenca en el lado del lagrimal sin llegar a unirla con la uve,  los ojos se maquillan con el khol difuminado y el lápiz de ojos cae en el olvido, la boca es grande en color fucsia y se usa colorete rosa en pómulo. Las tendencias para el cabello son cortes lisos y asimétricos realzados con lacas.

modelodelgadaEn los primeros años de  los 90 se lleva la moda neohippy, poco preocupada por la belleza física y el atuendo, el look de las pasarelas de París, Milán o Nueva York son modelos extremadamente delgadas y ojerosas. Ante el poco cuidado por la estética la industria de la cosmética lanza al mercado productos que prometen un aspecto natural, los productos que más éxito tienen son los multiuso que sirven para maquillar ojos, labios y pómulos. A mediados de los noventa y durante un par de temporadas las cejas vuelven a llevarse muy depiladas y los párpados en tonalidades pastel irisadas, el piercing se convierte casi en una forma de cosmética. Las largas melenas de los ochenta, sueltas y poco peinadas siguen de moda, vuelve la influencia punk con colores de pelo en tonos extremos y radicales, se usan correcciones claras y oscuras, base en tono lo más parecido al color natural de piel, polvos translúcidos, polvo bronceador, delineado superior e inferior del ojo desde la mitad hacia el exterior y difuminado, sombras pastel nacaradas en forma de arco, máscara de pestañas, cejas anchas y peinadas, labios con brillo transparente y coloretes rosas y anaranjados muy bien difuminados.

En la actualidad el maquillaje es indispensable, las marcas crean productos especializados con tecnología saludable para el gusto de cada mujer, ellas crean su propio estilo mezclando las modas pasadas y escogiendo el tipo de maquillaje que más les favorece en su estilo de vida.



« (Previous News)



Dejar una replica

Tu email no se puede publicar. Se requieren campos adicionales los cuales están marcados *

*