Google

¿Todos los viajes son de placer?

Visitar nuevos sitios no siempre se debe a unas placenteras vacaciones, en ocasiones es el trabajo el que nos obliga a dejar nuestro hogar algunos días, ¿se vale disfrutarlos? Claro que sí.

Te damos algunos consejos para que cuando tengas que viajar debido a tu trabajo, puedas hacer algo más que trabajar y te ahorres malas experiencias.

– Control de gastos.

Siempre hay que tener presente el dinero con el que se cuenta para no terminar pagando de más, aunque tu empresa te financie hasta tus gustos, es importante que lleves  un presupuesto y procures apegarte a él, así ganas la confianza de tus supervisores y quizá después podrás tomarte ciertas libertades.
En el mismo sentido, si es tu responsabilidad encargarte de todos los detalles, una recomendación es asegurar en primer lugar el vuelo y después la estancia y reuniones de trabajo, en cuanto antes escojas la aerolínea podrás obtener un mejor precio y paquetes.

– Acceso a  internet.

Si es necesario que entregues resultados o mantengas comunicación con tu oficina todo el tiempo busca lugares que te garanticen el acceso a la red, así no será necesario utilizar tus propios recursos todo el tiempo y podrás ganar productividad con un mayor ancho de banda.

pasaporte– Alimentación.

No dejes que las reuniones te saturen y acorten tus tiempos de comida, o peor aún, que los eliminen. Necesitas energía para cumplir con las actividades por lo que hasta puedes darte algunos gustos y probar la especialidad del lugar que visites, pero tampoco dejes que un gran buffet te deje sin ganas de seguir con el trabajo y te regrese a la realidad con remordimiento y kilos de más.

 – Aprovecha el tiempo.

No pierdas la oportunidad de conocer el lugar que visitas. Arma tu agenda de tal manera que te quede tiempo para algo más, y cuando la tengas clara busca tours o lugares de interés cerca de donde te hospedas. Si crees que será muy complicado escaparte busca un hotel con alguna actividad o por ejemplo con acceso a la playa para por lo menos poder pisarla un momento.
Sé responsable, no es una buena idea irte de fiesta si a la mañana siguiente tienes trabajo, a menos que estés dispuesto aceptar el reto de ir sin tus cinco sentidos alerta a las reuniones.

– Siempre pide comprobantes.

Como se trata de un viaje de trabajo es justo que tus gastos relacionados sean cubiertos por la empresa, a menos que ya te hayan entregado tus viáticos, puedes pagar con tarjeta para comprobar el monto y la razón del gasto, además la mayoría de los bancos te ofrece un seguro de viajero.

– Tecnología y documentos.

Además de tener toda tu documentación  en orden y revisar su vigencia para garantizar que no tendrás problemas, es muy importante que los resguardes bien. No los cargues a cada reunión, muchos hoteles tienen cajas de seguridad donde podrás mantenerlos protegidos para tener un tranquilo regreso a casa.
Si vas a llevar computadora, tableta o un smartphone con los que trabajarás, no los pierdas de vista, puedes reportarlos como objetos de valor o dejarlos también en la caja fuerte. Si los datos que manejas son muy sensibles para la organización puedes verificar si cuentan con algún seguro o medida de borrado remoto en caso de pérdida o robo.

– Seguridad.

Dado que no estarás en un ambiente regular de trabajo vale la pena que tomes algunas precauciones, por ejemplo, haz una copia de todo el trabajo que realices, así en caso de algún problema con los equipos o la red no perderás tu información.
Aunque pareciera que a nadie le podría interesar lo que estás realizando, ten cuidado de no olvidar memorias o realizar prácticas, como descarga de contenido dudoso, que pongan en riesgo la seguridad de tu información.

playa

Con información de BestDay.com.mx

Sigue a Revista Recarga en sus redes sociales.







Dejar una replica

Tu email no se puede publicar. Se requieren campos adicionales los cuales están marcados *

*